Las puertas

(...) El silencio del hotel era casi excesivo, y el ruido de uno que otro tranvía que bajaba por la calle Soriano no hacía más que pausarlo, fortalecerlo para un nuevo intervalo. Sin inquietud pero con alguna impaciencia, tiró el diario al canasto y se desvistió mientras se miraba distraído en el espejo del armario. Era un armario ya viejo, y lo habían adosado a una puerta que daba a la habitación contigua. A Petrone lo sorprendió descubrir la puerta que se le había escapado en su primera inspección del cuarto. Al principio había supuesto que el edificio estaba destinado a hotel pero ahora se daba cuenta de que pasaba lo que en tantos hoteles modestos, instalados en antiguas casas de escritorios o de familia. ...

Detalle del cerrojo de una puerta en Toledo, la tierra del Quijote. Impávida. Ella sí que conoció glorias pasadas.



Pensándolo bien, en casi todos los hoteles que había conocido en su vida —y eran muchos— las habitaciones tenían alguna puerta condenada, a veces a la vista pero casi siempre con un ropero, una mesa o un perchero delante, que como en este caso les daba una cierta ambigüedad, un avergonzado deseo de disimular su existencia como una mujer que cree taparse poníendose las manos en el vientre o los senos. La puerta estaba ahí, de todos modos, sobresaliendo del nivel del armario. Alguna vez la gente había entrado y salido por ella, golpeándola, entornándola, dándole una vida que todavía estaba presente en su madera tan distinta de las paredes. Petrone imaginó que del otro lado habría también un ropero y que la señora de la habitación pensaría lo mismo de la puerta. (...)

De: "La puerta condenada" (Final del juego, 1956). Julio Cortázar (1914-1984)

Tal como lo dice uno de los escritores más grandes de estos tiempos, y por cierto argentino! las puertas son para atravezar, para traspasar. En las películas de ciencia ficción son el pasaje a lo desconocido, a lo temido. En otras ocasiones son el pasaje a lo conocido, a lo añorado. Ellas se abren a nuestros sueños y en el peor de los casos nos conducen a las pesadillas; aquellas que solíamos tener de pequeños y que ahora no faltan si estamos volando de la fiebre. Tus amigos suelen decir que si no se cierran las puertas que permanecen abiertas mucho tiempo, no es posible avanzar. De todos modos lo cierto es que las puertas tienen una magia especial. Son imponentes, nos atraen y hasta nos pueden repeler con fuerza. Son bellas y misteriosas, a veces pasan desapercibidas y otras marcan territorio. Pueden ser un obstáculo otras tantas. En el anterior post verán una obra maravillosa que se tuvo que retirar pero que le encontramos un nuevo uso y disfrute.
A mí siempre me atrajeron las puertas, puertitas y portones y de todos los viajes que he realizado siempre he traído alguna imagen de puertas que marcan diferencias.
Vean algunas de ellas y atrévanse a soñar como decía Berugo Carámbula en uno de sus programas...

. Esta la encontré caminando por las callecitas de la parte antigua en Sitges, cerca de Barcelona. España.

Aquí un bello exponente sobre la calle Chacabuco en San Telmo, Bs. As.

Aquí un detalle de las impresionantes puertas en bronce con escrituras bíblicas de la Basílica La Sagrada Familia en Barcelona, España.

Esta es una puerta que pasaría despercibida por las calles de París, cerca del Jardin des Plants, pero que me atrajo sobremanera. Es tan bella.

La entrada a una peluquería en Sitges. Ir a la peluquería de pequeños significaba abrir la puerta a las pataletas y los berrinches para que no nos corten el cabello.

Otra puerta de una casa abandonada en un otoño de París. Verán las telas de arañas sobre la derecha. Maravillosa!

En el castillo de la reserva ecológica en Santa Rosa, La Pampa.

Esta la encontré caminando, perdido, en La Alhambra, en Granada, España.

Una maravillosa obra en el Palacio Real en Madrid, España.
Tímida pero omnipresente por las callecitas en Tilcara.

Un muy antiguo exponente del arte temprano de los parisinos. Observen la medusa del centro. Un increíble trabajo en madera tallada.

Laureano
Septiembre de 2010.

10 comentarios

  1. hola laureano!!!gracias por visitar mi blog!! y qué lindo es viajar un poquito a traves de tus puertas!hermoso post!te mando un beso enorme !!

    ResponderEliminar
  2. Gracias Ale...viste que lindas son? es que son un apasionado de las fotos...y tuve que canalizar por aquí...subiendo algunas de ellas de viajes.
    Ya vendrán más!
    Gracias por pasarte un ratito por acá.
    Lau

    ResponderEliminar
  3. Excelente post Laureano... Genial la referencia al cuento de Cortázar y tu descripción de las sensaciones que te producen las puertas. Me encantaron las fotos. Mil gracias por tu comentario en mi blog "Sensación Vintage". Un beso!

    ResponderEliminar
  4. Hola Laureano,
    Muy buenas tus fotos, me han hecho viajar también,y recordar a Cortázar, mi preferido.
    Un beso grande,
    Vivi

    ResponderEliminar
  5. Hola Audrey, hola Vivi.
    Gracias pro sus comentarios. Soy nuevecito en la escena blogosfera y estoy descubriendo poco a poco maravillosos lugares como los suyos. me encanta lo que hacen. Qué bueno les guste el mío.
    Audrey yo leía siempre tus comentarios en el blog Tendenciera de una amiga mía...jajaaa lo que son las cosas...el mundo es un pañuelo...y para muestra, sobra un botón!
    Laureano

    ResponderEliminar
  6. Amigo querido! No paro de leer ver las fotos del post... Divino! Esa sensiblidad tuya me mata... Qué bueno es tenerte cerca, besitos:>

    ResponderEliminar
  7. Me encanta que te encante entonces...gracias por venir! ja
    besos
    Lau

    ResponderEliminar
  8. Laureano, me dejaste sin palabras.... me encantò esto que hiciste !!!!!!!!!! sabìas que a mi me encantan las puertas antiguas... viste la de Escobar que la mandè a restaurar.....
    Realmente te felicito es hermoso lo que mostràs y de la forma que lo exponès.
    Un beso
    Bea

    ResponderEliminar
  9. Gracias Bea...la verdad me había olvidado...y qué bueno que te guste todo est.
    Besos miles.

    Lau

    ResponderEliminar
  10. Me encantó tu especial de puertas "around the world". Te puedo sugerir que le dediques un número especial a las puertas de Baires, en mi barrio hay una colección inagotable, sobre todo en la calle Riobamba, si querés un día salimos de paseo para recopilar fotos...yo también debería tener una "galería" de lugares álgidos de Baires. De Libres ya tengo y bastantes.
    Cholgui

    ResponderEliminar

Todas las opiniones tienen cabida en este blog, siguiendo formas básicas de educación y buenas costumbres.
Gracias.

© El blog de El Marques!
Maira Gall