Vacaciones en Roma

en "La Roma", bulliciosa y magnífica como pocas, avallasadora, corrupta (en el sentido visceral), atrevida. Roma entra por los poros y ya no puede salir de tu cuerpo. Carteles, gritos, gente y más gente (turistas la mayoría de ellos), bocinas, taxis, motonetas, arte, esculturas, museos, pasticcerias, los colores, sus sabores, la efervescencia de sus saludos, (tenemos tanto de los tanos!), los cannolis y ruinas, muchas ruinas (y una niña que juega entre ellas) hacen de Roma una ciudad para recorrerla toda a pie y no perderse nada. Mirar para arriba también fue una opción que disfruté mucho; lo verán en las tomas de mas abajo. Volver una y otra vez a los mismos lugares iluminados por la luz de la mañana o la tarde es un placer que pocos se pueden dar...y yo lo hice! El día de la apertura de la "Fontana di Trevi", - cerrada por más de un año para su restauración - regresé 3 veces y en medio de todo ese gentío encontrarme con gente querida, Marcela Conti (Pasión Chic) entre la multitud es un milagro que le achacamos al Papa Francisco. Chiste!
Estos son los registros.


Les dejo un beso, buena semana amigos!
Laureano

2 comentarios

  1. ¡Magnífica Roma! ¡Tan enorme y monumental que impone su poderío desde el minuto uno! Una ciudad caótica pero hecha para disfrutarla de principio a fin. Gracias por compartir las fotos.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es cierto eso y sabés que me sucedió? me abrumó, bien, pero me abrumó. También es cierto que la hice casi al regreso y un poco ya estaba cansado...pero es magnífica por donde se mire y tenlo por seguro que regresaré a ello pero ni bien baje del avión que me lleve al viejo mundo...jajaa.
      Un beso Isa!
      Laureano

      Eliminar

Todas las opiniones tienen cabida en este blog, siguiendo formas básicas de educación y buenas costumbres.
Gracias.

© El blog de El Marques!
Maira Gall