Una ceremonia mixta

El domingo 29 de enero pasado fuimos convocados por Julieta (In Lu) a ser parte de la troupe que organizaría su boda con Fabián. La idea era celebrar en el mismo salón - en el 2do piso de Multiespacio Sala- la ceremonia mixta. Su idea era ambientar con algo romántico, cálido, sencillo y femenino, tal fueron sus palabras.
Tres o cuatro elementos no debían faltar y lo demás corrió por mi cuenta. Si bien me había mostrado fotos que sirvieron de inspiración, lo demás lo creamos con mi asistente Nicolás.
Les muestro:

Así se veía el armado completo. Esferas de claveles en pinches, pasamanería y pétalos para delimitar el pasillo, arco de flores y el altar.

Primer plano para el soporte de arco de flores con pompones de tul. Detrás arreglos de rosas, la copa (la tradición manda, que el novio debe pisar una copa de vino, que simboliza la fragilidad de la felicidad humana) y otros elementos.
Detalles de las flores colocadas en el pasillo -sobre la alfombra roja-, las puntillas y borlas en color crudo usadas para delimitar, farolas y las esferas con más de 100 claveles blancos.
El arco de flores armado sobre guías de mimbre virgen, piola sizal - que oficiaba de soporte- para ramitos de caspia, alstromerias, yerberas y margaritas blancas. Los ramitos se ataban con cintas de raso.
La ceremonia a pleno con los novios Juli (In Lu) y Fabián, felices, escuchando las hermosas palabras del Rabino. Momento súper emotivo (por lo menos para mí).

Ahora bien: en el primer piso sucedería la otra parte de la fiesta. Para allí preparé lo siguiente:

Una consola (dressoir) con un arreglo de reina margaritas en fuscia y lila, una escultura de madera y marcos vintage, recibían a los invitados.
La misma tenía su correlato dentro, junto a los livings donde se ubicarían los invitados amigos de la pareja.
Arreglos de flores de lycianthus rosas, alstroemerias blancas y rosas con candelabros de hierro y caireles decoraban las mesas de los livings. Juntos apoyan sobre mantel de toile de juoile banco y negro que siempre resulta la opción más elegante.
Cubremanteles en gross de algodón estampado en toile de jouile negro, sobre base blanca, candelabros de hierro color plata con detalles de caireles en forma de gota, centros de mesa con flores (alstroemerias y lycianthus rosas y blancos) y en nro. de mesa con el diseño como la tarjetería.
Las mesas de los familiares agregaban otro modelo de candelabros y los mismos arreglos de flores.
En el living principal (todo armado frente a la pista de baile) se ubicarían los novios y sus íntimos amigos.
Un cubremantel de multirrayas blanco y negro -en compossé con los demás- servía de base para arreglos de flores, candelabros de vidrio y cerámica color crudo. Detrás los compossés de almohadones estampados a los que le agregué algunos de lentejuelas negras, gris y plata para darle más glamour.
Como detalle de último momento y como regalo para la novia coloqué dos arreglitos en jarrones de cerámica para cada uno de los novios y cintas a lunares (topos para los españoles) en compossé, en las servilletas. Siempre me guardo algún detalle para soprender a los novios, por más que sean exhaustivos con sus pedidos. Ellos? contentos!
La consola que oficiaba como marco al living principal se armaba con arreglos de flores de caspia blanca, gonfrenas violetas y marcos antiguos patinados de blanco. A ambos lados, para hacer más importante la puesta aún, coloqué dos tarimas con grandes arreglos de lilliums blancos y rosas que se destacaban con iluminación en color morado.
Otro ángulo de la misma puesta.
Como detalle final los dejo con la divertida parejita que decoraba el pastel de bodas...


La novia estaba radiante y súper glamourosa subida a unos tacos de vértigo (así dicen en las revistas). Hacia mitad de la fiesta, cambió el vestido de bodas por otro que le permita más libertad de movimientos y aún así no se bajó de sus zapatos. Para admirar.

Espero les haya gustado este trabajo. Nos vemos prontito.

Laureano
Martes 31 de enero de 2012.

3 comentarios

  1. que glamour!!!!!!!me encantó la paleta de colores!!!!sobria y elegante.
    los caballitos : remitian a algo? o sólo era un gusto?

    ResponderEliminar
  2. Hooola. Gracias Pato. Ese intenté, que tenga mucho glamour esta propuesta. Los caballos no remitían a nada, sino darle importancia a algunas mesas, otros puntos focales digamos. Quedan lindos, no?
    Laureano

    ResponderEliminar
  3. Si, quedan lindos!!! te lo pregunté porque en el horoscopo chino yo soy caballo de madera. saludos

    ResponderEliminar

Todas las opiniones tienen cabida en este blog, siguiendo formas básicas de educación y buenas costumbres.
Gracias.

© El blog de El Marques!
Maira Gall